viernes, 31 de julio de 2015

Sin vida y después de 20 días hallan a los trabajadores de la minera Río Blanco


Acabó el suspenso. El hallazgo de los cuerpos de los tres trabajadores de la minera Río Blanco Copper, perdidos en la serranía piurana, se difundió rápidamente. Fue la misma vicepresidenta de la República, Marisol Espinoza, quien a través de su cuenta de Twitter dio la ingrata noticia.

“Patrulla combinada de la Policía y Fuerza Aérea encuentra cuerpos sin vida de trabajadores de Río Blanco, se inician trabajos de rescate”, posteó. El tuit generó un revuelo, tanto en el Ministerio del Interior como en los propios representantes de la minera, quienes no se pronunciaron al respecto. Se conoció que antes de revelar el hallazgo esperaban primero darles la mala noticia a la familia y en horas de la tarde, los familiares de los trabajadores desaparecidos se reunirían con los representantes de la minera y de la Policía en el Grupo Aéreo Nº 7 para informarles sobre lo sucedido teniendo en cuenta que, por versiones del jefe de la Policía, Gral. PNP Dennis Pinto, se sabía que habían encontrado la ubicación de los cuerpos, pero se desconocía su estado y las causas de su muerte. Y aunque la comunicación es deficiente se pudo confirmar que se trata de la periodista Aleida Dávila Montes, quien de acuerdo a la versión del sobreviviente Manuel Herrera, la había dejado con vida. El otro cuerpo hallado sería el de Orlando Pastrana. Por fuentes policiales también se supo que si bien se conoce la ubicación del cocinero Segundo Tacure, su cadáver aún no ha podido ser rescatado.
Nada de prensa
Cerca de las dos de la tarde, los familiares de las víctimas mortales fueron llevados hasta las instalaciones del Grupo Aéreo Nº 7. Fueron trasladados en un bus y no se permitió el ingreso de los hombres de prensa ni tampoco que tuvieran contacto. Sin embargo, se logró conversar con Elsa Ordinola, tía de Aleida, quien no pudo evitar llorar amargamente al enterarse de su deceso.
“Ella estuvo acá una semana antes de entrar a trabajar, cuando venía a Piura iba a mi casa. De la empresa no sé nada, mi hijo se enteró por las redes sociales. Ella era muy alegre, me dijo que cuando regrese iba a venir para salir a comer y no regresó más. Ella me comentó que iba a trabajar en la mina. Su mamá está muy delicada y solo queremos que traigan su cuerpo. Una hija mía dice que en Cajamarca todos lloran, la están esperando”, contó en medio del llanto.
En tanto que la familia del cocinero Manuel Tacure clama por el cuerpo de su ser querido. Su viuda Santa Elvira Sánchez de Tacure (36) junto a su hija Claudia de 19 años de edad, entre lágrimas pidieron encontrar su cadáver para darle cristiana sepultura.
“Él era mototaxista y aprendió a cocinar. Él nunca me dijo que se iba a dicho lugar, desapareció el 4 de marzo, luego que a través de una servis en la que laboraban su tío y su sobrino consiguiera ese trabajo. Nunca me dijo que se iba, tal vez porque no lo dejaría ir, porque él sufre del corazón y aún así lo dejaron que se vaya a una zona desconocida. Fue por las noticias que supe de su desaparición y es también a través de los medios que me entero de su final. Yo como esposa solo pido que me digan la verdad y me expliquen por qué se lo llevaron si sabían que él sufría del corazón. Acaso no le hicieron exámenes. Los de la minera me han dicho que no han encontrado su cuerpo y yo solo pido que lo hallen para darle cristiana sepultura”, sostuvo en medio del desconsuelo.
Minera da la cara
“Las responsabilidades serán las que correspondan, lo que diga la ley lo haremos. Gracias por el apoyo y el seguimiento al tema”, con estas palabras Carla Díaz, representante de la minera Río Blanco Copper, trató de responder a las preguntas de los hombres de prensa. Así, aseguró que la empresa no parará hasta conseguir que cada uno de los cuerpos de los trabajadores desaparecidos sean entregados a sus familias.
“Quiero agregar que vamos a seguir acompañando a los familiares y vamos a continuar. Somos una empresa seria que tiene procedimientos estrictos y se investigará lo que se debe investigar y vamos a ponernos a trabajar con la Policía para cerrar esta historia que tiene muchos cabos sueltos”, sostuvo.