viernes, 31 de julio de 2015

Tragedia en Nepal con Españoles desaparecidos

Al menos 30 personas han muerto en Nepal, más de una veintena resultaron heridas y 18 están desaparecidas a causa de los deslizamientos de tierra producidos por culpa de las fuertes tormentas que está sufriendo el país asiático. Este suceso ha ocurrido cerca de la zona en la que desaparecieron cuatro asturianos tras el terremoto que asoló Nepal el pasado 25 de abril. Entonces fallecieron más de 9.000 personas.


La mayoría de las muertes que se produjeron por culpa de los recientes desprendimientos tuvieron lugar en la región de Gandaki, situada en el centro del país asiático, en la noche del miércoles al jueves. Las labores de los equipos de rescate y de seguridad nepalíes están resultando complicadas debido al difícil acceso por carretera a las zonas afectadas. El ejército y la policía de Nepal se vieron obligados a actuar con la ayuda de helicópteros, que trasladaron a las víctimas a hospitales cercanos.
Este nuevo suceso coincide con el anuncio el pasado martes por parte del ministro de Exteriores y Cooperación, José Manuel Margallo, de que ser reactivará la búsqueda de los cuatro asturianos desaparecidos tras el terremoto. Margallo indicó que se está "haciendo todo lo posible" para recuperar los cuerpos de los cuatro avilesinos desaparecidos. 

Son los únicos españoles de los que se continúa sin conocer su paradero a día de hoy. Los avilesinos Ángel Hernández, Sabino Fernández, Jesús Monteserín y Egidio García estaban completando una excursión por una conocida ruta de senderismo, en la zona del valle de Langtang, cuando se produjo el terremoto de 7,8 en la escala de Richter. La operación de búsqueda de los cuatro asturianos llevada a cabo por la UME (Unidad Militar de Emergencias) y la Guardia Civil, se dio por finalizada el pasado 9 de mayo, ante la imposibilidad de encontrar con vida a los seis españoles que por entonces estaban desaparecidos.
Este seísmo precedió a un nuevo temblor producido en el mismo lugar a mediados de mayo, que dejó a Nepal en una situación aún más delicada. La ayuda humanitaria enviada desde entonces ha tenido problemas en las últimas semanas para llegar a algunos puntos del país, debido a las fuertes lluvias que azotan a la región, unidas a las condiciones orográficas que dificultan el acceso a las zonas más montañosas.
Las inundaciones y deslizamientos de tierra afectan a todo el sur del continente asiático durante esta época del año, pero el terremoto del pasado mes de abril provocó que la posibilidad de que se produzcan estos corrimientos haya aumentado.
Durante los próximos días, la alerta por estos desprendimientos seguirá activada.