viernes, 12 de febrero de 2016

Desaparecido Gustavo Martín Blanco Piñeiro

La familia de Gustavo Martín Blanco Piñeiro, vecino de Canido de 26 años, tenía previsto presentar esta misma tarde en la comisaría de Vigo una denuncia por la desaparición del joven desde hace tres días. Se marchó por la noche de su casa sin avisar, sin ropa y su teléfono no da señal.

El desaparecido estuvo cuidando a su madre, que padece una enfermedad crónica que la tiene inmovilizada en casa, y la ayudó a acostarse. A las 22.00 horas del martes, una amiga lo llamó por teléfono y lo notó raro y «de bajón». A medianoche, el joven le dijo a su madre que luego volvería a moverla de la cama pero a la una de la madrugada cogió su teléfono y su cartera y salió de la vivienda sin avisar y ya no volvió. No se llevó ropa. Su teléfono está apagado y no da señal desde el día de la desaparición. Tampoco ha entrado en las redes sociales.
Sus amigos no saben dónde está y ninguno de ellos lo ha alojado en su casa estos días. Tampoco tiene diagnosticada ninguna enfermedad psiquiátrica.
El desaparecido trabajaba en un taller y en empleos esporádicos pero recientemente fue despedido. La familia está consternada y va a hacer averiguaciones para comprobar si el joven ha hecho movimientos en su cuenta bancaria durante la desaparición.