viernes, 9 de junio de 2017

Localizado el cadáver del turista desaparecido en Cullera

Un equipo de buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil de Valencia ha localizado y rescatado este mediodía el cadáver del turista francés que desapareció el jueves por la mañana cuando se bañaba en aguas de Cullera. El cuerpo fue hallado flotando a la altura del Hotel Sicania. Un equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil se hizo cargo de las diligencias de investigación y del levantamiento del cadáver para su posterior traslado al Instituto de Medicina Legal de Valencia. La víctima tenía 37 años de edad.

Los padres de este hombre dieron la voz de alarma sobre las 15 horas de ayer cuando bajaron a la playa y vieron en la arena los objetos personales de su hijo. La pareja preguntó entonces a los bañistas que estaban en ese momento en la zona, concretamente en la playa del Racó, y uno de ellos explicó al matrimonio que había visto al turista francés cuando entraba en el agua, pero nadie lo había visto salir.
La Guardia Civil de Cullera montó de inmediato un operativo para buscar a esta persona con la colaboración de la Policía Local y el servicio de socorristas de la playa más cercana. Un equipo del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil se desplazó a Cullera para rastrear la zona del Racó. También se movilizó el helicóptero del instituto armado para ampliar el operativo de búsqueda ante la posibilidad de que el bañista hubiese sido arrastrado mar adentro por las corrientes.
Los vecinos de los apartamentos situados en la playa del Racó se quejan de que a estas alturas del mes de junio aún no tiene servicio de socorristas. Cullera multiplica su población en los meses estivales y alcanza los 200.000 habitantes en agosto sin que se refuercen de forma suficiente algunos servicios. "El año pasado no teníamos servicio de socorristas a finales de junio en el Racó y parece que este año va a ocurrir lo mismo", se queja una vecina. El pasado sábado, un hombre de 79 año de edad murió mientras se bañaba en la piscina de la urbanización Aguamarina en el Racó. La ambulancia llegó al lugar media hora después de que el teléfono de emergencias 112 recibiera el primer aviso del ahogamiento.