jueves, 8 de junio de 2017

Los cadaveres aparecidos en Picos de Europa podrian ser de los suizos desaparecidos

Un segundo cadáver ha aparecido hoy en Picos de Europa tras la aparición a primera hora de la tarde del cuerpo de una mujer en la misma zona. Todo apunta, a falta de que las autoridades confirmen las identidades de los fallecidos, a que se trata de los dos senderistas suizos desaparecidos hace exactamente una semana tras subir a la estación superior de El Cable en el teleférico de Fuente Dé.
Los cuerpos han sido encontrados cerca de Torre de Altaiz, un pico de 2.335 metros de altura que no está lejos de la estación superior del teleférico. Según las últimas investigaciones del GREIM, parece que se despeñaron de una altura de más de 80 metros. Se trata de una zona escarpada y llena de cavidades (allí se mantienen los restos de una antigua mina) en la que un accidente puede ser mortal, lo que explicaría además el tiempo que se ha tardado en encontrar a los dos desaparecidos, cuya búsqueda comenzó el viernes pasado.
El trabajo del operativo de búsqueda, desde el helicóptero.
El trabajo del operativo de búsqueda, desde el helicóptero. 
El cuerpo de la mujer fue hallado este miércoles por la tarde. Y un par de horas más tarde ha aparecido el cuerpo de un hombre. Los dos desaparecidos son Peter Max Kamber, de 60 años, y Natalie Antonia Kamber, de 46 -ambos pareja y de origen suizo-. Ambos llegaron el lunes a mediodía a Potes en un autobús procedente de Santander que les dejó a las puertas de los Apartamentos Villa de Potes, donde habían reservado estancia hasta el viernes. Ese día, al no realizar el 'check out' fue cuando se denunció su desaparición y comenzaron las pesquisas policiales para dar con su paradero.
La evacuación de los cadáveres
La evacuación de los cadáveres se ha efectuado en el helicóptero de la Benemérita, y con ayuda de agentes del GREIM, el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña del instituto armado. Los efectivos descendieron hasta una zona de bocas de minas y avanzaron hacia donde se encontraban los montañeros que habían dado el aviso de la existencia de los cuerpos. Los cadáveres se encontraban en una canal a diferente altura, uno de ellos en una repisa, por lo que tuvieron que montar una instalación con unos 20 metros de cuerda por una pared para descenderlos en camilla a un sendero más amplio.
Después realizaron un porteo de unos 80 metros de las camillas para llegar al helicóptero que los evacuó a la base inferior del Teleférico de Fuente Dé, para finalmente ser trasladados en vehículos fúnebres al Anatómico Forense de Santander.
De momento, y según informa Europa Press, no se ha podido proceder a la identificación de los cuerpos dado el estado en el que ambos se encuentran, aunque existen "indicios" y "todo apunta" a que podría tratarse de los dos excursionistas naturales de Suiza.
En la zona del siniestro se quedaron otros dos componentes del GREIM que además de recoger la instalación montada para el descenso de los cuerpos, han realizado diferentes trabajos de policía judicial. Aunque la investigación continuará, se supone en una primera valoración que estas dos personas han podido caer unos 80 metros desde una arista anterior a la cima del Pico Altaiz, para después continuar sobre el terreno otros 50 metros.