viernes, 9 de junio de 2017

Rescatados 2 albaniles atrapados por un derrumbe

Los equipos de Bomberos, Protección Civil y la Guardia Civil han rescatado a los dos albañiles que habían quedado atrapados en Nuévalos tras el derrumbe de una vivienda en la que se encontraban trabajando. Según ha informado la Diputación de Zaragoza, los dos hombres, de 39 y 49 años, han resultado heridos de gravedad y su estado de salud está siendo evaluado por personal sanitario para proceder a su traslado a centros hospitalarios, ha informado la Guardia Civil.
Gran parte de una vivienda de dos plantas que estaba en obras se ha desplomado este viernes por la mañana atrapando a dos albañiles que se encontraban trabajando en su interior, tal y como ha confirmado el alcalde, Manuel Peiró, propietario de la casa, minutos después de que tuviera lugar el derrumbe, en torno a las 11.00.

La Guardia Civil ha informado de que los dos albañiles atrapados han permanecido conscientes en todo momento. De hecho, han podido ser asistidos por personal sanitario antes incluso de completar su liberación. Eduardo Sánchez, jefe de Bomberos de la DPZ, ha explicado que los trabajadores habían quedado sepultados bajo las dos plantas del edificio, por lo que primero se ha procedido al desescombro vertical hasta llegar a liberarles la cabeza y el torso para que los servicios médicos pudiesen acceder a ellos y estabilizarlos. Tras ponerles una vía y controlar sus constantes vitales, los equipos de rescate han procedido a liberar también las piernas de entre los escombros y los albañiles han podido ser rescatados y atendidos por los equipos sanitarios desplazados hasta allí en vehículos medicalizados -un helicóptero y dos ambulancias-.
Visiblemente afectado y nervioso por el suceso, el alcalde de Nuévalos ha reconocido que en el inmueble se estaban ejecutando unos trabajos para reforzar la estructura que “se estaba hundiendo”. El regidor explica que una de las causas que se barajan del derrumbe podrían ser las últimas lluviasregistradas en la comarca de la Comunidad de Calatayud.

El edificio se encuentra en el número 61 de la calle de la ermita de San Sebastián, muy cerca de la carretera que lleva al Monasterio de Piedra y la zona derrumbada se corresponde con la parte de una antigua nave que fue rehabilitada hace unos años como vivienda. Algunos testigos presenciales han corroborado que la zona habitable se ha desplomado casi por completo: "Solo ha quedado un muro en pie", aseveraba un vecino minutos después del derrumbe. 
Tras el desplome, algunos vecinos han acudido hasta el lugar para ayudar a retirar los escombros y tratar de liberar a los dos hombres atrapados, hasta que han llegado los cuerpos de rescate y les han pedido que desalojasen la zona por motivos de seguridad.
Hasta el lugar del suceso se han desplazado agentes de la Guardia Civil de Aniñón, Alhama, Ateca y Calatayud además de efectivos de Protección Civil y dotaciones de bomberos de la Diputación de Zaragoza de los parques de Calatayud y Cariñena. También se han trasladado perros de rescate para localizar a las personas atrapadas entre los escombros y se ha activado el helicóptero del 112.