miércoles, 7 de junio de 2017

Se confirma la muerte de Ignacio Echeverria en el atentado de Londres


Ignacio Echeverría, español de 39 años y residente en la capital británica desde hace más de un año, es una de las siete víctimas mortales del doble atentado del sábado en Londres. Tras días de angustia, este miércoles su familia ha confirmado la fatal noticia.
"Parece que hasta el viernes como pronto no podemos estar con su cuerpo", ha explicado su hermana en su cuenta personal de Facebook. "Mi hermano Ignacio intentó parar a unos terroristas, y perdió su vida intentando salvar a otros. Igna te queremos y nunca te olvidaremos", ha añadido en el mensaje.
Mi hermano Ignacio intentó parar a unos terroristas, y perdió su vida intentando salvar a otros. Igna te queremos y nunca te olvidaremos
El caso de Echeverría ha sido especialmente delicado, puesto que la tardanza de las autoridades británicas en dar alguna información sobre su paradero estaba causando un gran dolor en la familia.
Echeverría regresaba de patinar con sus amigos cuando presenció el ataque en la zona de Borough Market y se enfrentó a los terroristas a patinazos para defender a una mujer que estaba siendo apuñalada. La última vez que fue visto estaba tendido en la acera.
Sus amigos explicaron a los familiares que Ignacio fue el único del grupo que se paró para socorrer a la mujer agredida. Desde entonces, ni sus allegados ni sus amigos lograron contactar con él ni encontrarle en los hospitales, pese a haber llamado al Consulado español, a la Policía y a los hospitales de la zona.

UN LARGO PROCESO

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, habló el lunes por la noche con su homólogo británico, Boris Johnson, para urgirle a que se aceleraran los trámites de identificación, con el objetivo de "no añadir más angustia y dolor a las familias".
Johnson se comprometió a actuar con celeridad, pero le advirtió de que "los protocolos de la policía para evitar identificaciones erróneas son pesados", según explicó el martes Dastis. La misma respuesta ofreció el secretario del Foreign Office a su colega francés, Jean-Yves Le Drian, preocupado por el paradero de un compatriota.
La policía británica recibió el domingo las huellas dactilares de Echeverría pero estas no fueron suficientes para acreditar la identificación, por lo que el lunes reclamó muestras de ADN, lo que podría haber demorado el proceso. "Seguimos sin noticias de Ignacio Echeverría. Las autoridades británicas nos piden 24 o 48 horas más para darnos información", escribió el martes en su página de Facebook Joaquín Echeverría, hermano de Ignacio.
Tanto Joaquín como su hermano Enrique y sus padres habían viajado a Londres para reunirse con sus dos hermanas, una de ellas residente en la capital británica. No se permitió a ningún pariente de Ignacio ver los cuerpos de las víctimas sin identificar, lo que no sería suficiente para una filiación definitiva, según el protocolo de la policía británica, pero al menos hubiera permitido poner fin a la incertidumbre.

EL PROTOCOLO

La tardanza en la identificación de las víctimas ha provocado un gran desconcierto. Preguntada sobre este asunto, la portavoz de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, Dolores Delgado, ha dicho este miércoles desconocer los motivos por los que las autoridades británicas no han informado aún de la situación de Ignacio Echeverría y ha recordado que, tras un atentado, un pilar fundamental de la actuación es el cuidado de las víctimas.
Delgado, en una entrevista en Onda Cero, ha recordado que esa fue una de las prioridades de las autoridades españolas tras los ataques del 11 de marzo de 2004.
"No tengo ninguna explicación, no lo sé, no sé qué está ocurriendo, si es por cuestiones operativas o por otro tipo de cuestiones", ha asegurado Delgado sobre la anomalía de este "impasse informativo", especialmente cuando hay víctimas "a las que dar asistencia, cobijo e información".